Centre Logopèdic, Psicològic i Psicopedagògic
Català
Castellano
Presentación
Nuestras bases
Objetivos
Servicios
Cómo llegar
Nuestro equipo
Nuestro centro
PRODISCAT - Enlace
Calendario
¿Tengo dislexia?
Historias de éxito
Testimonios
Publicaciones
Síndrome de Asperger
Día de la Logopedia
La discalculia
La dislexia
Día del Autismo
Reed.Psicopedagógica
Día de la Voz
El TDAH
Trastorno Lenguaje
TEA
Inteligencias
Síntomas dislexia
Comunicación bebé
Servicio orientación
Verano 2018
Sitemap


Visita núm.

Septiembre 2015-GLPMartin

 

 

 

 

TRASTORNO ESPECÍFICO DE LENGUAJE (TEL)

 

 

El Trastorno Específico del Lenguaje (Specific Language Impairment, SLI) es un  trastorno grave y duradero que afecta  a  la  adquisición del lenguaje desde sus  inicios, se prolonga durante la infancia y la adolescencia, pudiendo dejar en algunos casos secuelas significativas en la edad adulta. Este trastorno suele afectar a la expresión y a la comprensión del lenguaje aunque a veces se caracteriza solo por las dificultades de expresión, hablamos entonces de trastorno expresivo del lenguaje.

 

Se califica de “específico” por que las dificultades de lenguaje no pueden explicarse en términos de un trastorno más general como una discapacidad intelectual, un déficit auditivo o motor o un  trastorno generalizado del desarrollo.

Todos los niños no presentan los mismos síntomas porque no afectan siempre de la misma forma ni con la misma intensidad a todos los componentes del  lenguaje.

Por otra parte este trastorno puede afectar a niños o niñas que presentan también otros trastornos del desarrollo o del aprendizaje.

 

 

 

Los trastornos que con más frecuencia se asocian al TEL son la dislexia y el Trastorno de Déficit de Atención.

 

Hay que tener en cuenta que inicialmente sus síntomas se solapan con los de otras patologías del desarrollo por lo que, en ocasiones, es preciso un tiempo de evolución y de respuesta al tratamiento para confirmar o corregir un  diagnóstico inicial. Igual pasa para distinguir entre un retraso o un trastorno del lenguaje, a veces la persistencia al tratamiento es el gran indicador del TEL.

 

El diagnóstico debe incluir pruebas de lenguaje, psicológicas y psicopedagógicas ya que es importante descartar cualquier otra patología como origen de las dificultades del lenguaje.

 

Los síntomas de alerta son los siguientes:

 

Antes de los 12 meses

 

 

 

  • Falta de contacto visual
  • Poco o ausencia total de balbuceo
  • No reacciona a las demandas comunicativas

 

 

 

De 12 a 18 meses

 

 

 

 

  • Con 12 meses, no utiliza gestos, como señalar o despedirse con la mano.
  • Con 18 meses, prefiere comunicarse con gestos, en vez de con vocalizaciones, tiene dificultades para imitar sonidos o tiene dificultades para entender órdenes verbales simples.
  • No atiende o no reacciona al No.
  • Adquiere una jerga propia, habla muchísimo pero no se le entiende.

 

 

 

2 años

 

 

 

 

  • Vocabulario muy inferior a 50 palabras.
  • No forma frases de dos palabras.
  • No reacciona ante ruidos fuertes.
  • Solo imita el habla pero no genera palabras o frases de forma espontánea.
  • Solo produce determinados sonidos o palabras de forma repetida y no puede utilizar el lenguaje oral para comunicar más que sus necesidades inmediatas.
  • No mira a los ojos cuando se le habla, evita la mirada o no dirige la mirada hacia los objetos que se le señalan.
  • No puede seguir instrucciones simples.
  • Cuesta más entenderle de lo que sería esperable por su edad. Los padres y cuidadores habituales deberían entender la mitad del habla de un niño de dos años y aproximadamente tres cuartas partes del habla de uno de tres años. Con cuatro años, a un niño se le debería entender prácticamente todo, incluso personas que no lo conocen.

 

 

3 años

  • Ausencia de frases.
  • Retraso significativo en el habla. No se le entiende
  • No sigue un cuento
  • No describe imágenes ni acciones
  • No conversa

 

El tipo de reeducación que precisa un niño con TEL es logopédica y es muy importante que se realice cuanto antes, a veces el diagnóstico necesita esperar pero una intervención precoz basada en el perfil del lenguaje del niño es fundamental.

 

GLP MARTIN - Rbla. Guipuscoa 79, 2-1 08020-Barcelona  | Telf. 93 352 85 59 | e-mail: carmen.martin@glpmartin.es

UA-12922229-1